INTELIGENCIA COLECTIVA COMO LIDERAZGO

17 05 2012

Jueves

MODELOS DE LIDERAZGO EN LA INTELIGENCIA COLECTIVA

Antes de exponer los modelos de liderazgo, vamos a definir la inteligencia colectiva. El video nos aproxima mediante la decisión descentralizada de los líderes. Más, ¿qué es conciencia colectiva? Siguiendo de cerca a Pierre Lévy, podemos afirmar que la conciencia colectiva es aquella movilización efectiva de las competrencias que permite pasar del modelo basado en el “yo pienso” al basado en el “nosotros pensamos”.

Para que el sistema de “Inteligencia Colectiva” así definida sea eficiente, cabe que, como vimos en el post “Desde la perspectiva del Ser“, esto es, desde el prisma de la autoliberación interior, cabe aquí contemplar el mismo modelo que se inicia o tiene su núcleo esencial en lo Personal hacia lo Social, Mediático y Global.

Quiere decirse, que la Inteligencia Colectiva, como si de la Pirámide de Maslow se tratase, tiene su base piramidal en los Datos. Hacemos referencia a que los peces del video que encabeza este post, no siguen al líder robot cuando ven que según sus propios Datos no se alinean con los Datos del Líder Robot.

Así la Pirámide de la Inteligencia Colectiva, teniendo su base en los Datos que soportan la Información y cuyo vértice piramidal es el Conocimiento. Yendo desde la base de la pirámide hacia su vértice se siguen paralelamente dos procesos: uno, desde el Alto Volumen al Bajo Volumen, y otro, desde el Bajo Valor al Alto Valor. Esto último es lo que permite a los peces, en un momento dado, seguir una misma dirección sin líder alguno, porque todos son líderes en sí mismos. ¿Cómo toman entonces la decisión de seguir una misma dirección?

Para entender el esquema piramidal expuesto, nada mejor que los ejemplos. Así, tenemos a Google, Youtube, Wikipedia, Delicious, Foursquare, por decir algunos, como fieles representantes del contenido de la Inteligencia Colectiva. Es decir, el usuario participa en estas colectividades en función de unos parámetros expuestos por la red social en el que se mueve como pez en el agua.

BENEFICIOS DE LA INTELIGENCIA COLECTIVA

Pero hay más, para la comprensión del tema. ¿Qué beneficios aporta la Inteligencia Colectiva desde un modelo empresarial o estatal? Me quedo con cuatro, por citar algunos:

1. Innovación. De un colectivo de personas surgen más ideas que de una sola. “Dos cabezas piensan mejor que una”.

2. Ahorro de tiempo. Se evalúan ideas utilizando múltiples criterios que permiten actuar antes.

3. Ahorro económico. Se requiere de menos tiempo y recursos para obtener soluciones.

4. Democracia en tiempo real. El poder es de todos y para todos. Algo así como “el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”. Democracia auténtica.

Cuando un empleado es incompetente, el problema es de uno. Cuando el líder es incompetente , el problema es de todos”. David Niven

MODELOS DE LIDERAZGO

Pues, bien, una vez dicho lo anterior, cabe ahora cuestionarnos si la Inteligencia Colectiva representa un aliciente o no para la sociedad actual que se desenvuelve. Antes nos planteábamos el cómo toman una decisión que siga una misma dirección en ausencia de líder, esto es, donde todos y cada uno es líder en sí mismo. O lo que es lo mismo, ¿cómo liderar líderes sin que dejen de serlo? O dicho de otra forma, si cabe, ¿cómo poner de acuerdo a los líderes europeos de los distintos Estados de la Unión Europea? Aquí cabe hablar de Estilos de Liderazgo o Modelos de Liderazgo. Según Richard Boyatzis, hay seis modelos de liderazgo, con lo que entramos en el liderazgo resonante, interacción de líderes o “Sindrome de Sacrificio”, según la Teoría de la Competencias en aras al comporatamiento del líder:

1. Visionario. Motivador uindividual y colectivo.

2. Coaching. Genera puntos de conexión entre los objetivos personales de los trabajadores o funcionarios y las metas de la empresa o la entidad.

3. Afiliativo. Crea ambiente armonioso, en cohesión.

4. Democrática. Plantea, busca primero el respeto de los valores de las personas y, adicionalmente, logra adquirir un compromisopara obtener unos objetivos..

5. Timonel. Plantea retos importantes, pero bajo mucah presión.

6. Autoritario. Plantea objetivos y directrices claros, que son muy útiles en momentos de crisis.

Cabe una puntualización. Los cuatro primeros son estilos de liderazgo positivos, mientras que los dos restantes se han de ejercer con cautela.

¡Muchas gracias a todos y a todas por vuestra inestimable atención!

RICARDO MARÍN TÄLERO

International Counseling





Asertividad

10 05 2012

Jueves

La asertividad no es lo que haces, es lo que eres“. Cal Le Lun

PSICOLOGÍA DE LA ASERTIVIDAD

Asertividad es respetarse a si mismo, respetar a los demás Ser directo, honesto y apropiado. Mantener el equilibrio emocional. Saber decir y saber escuchar. Ser muy positivo y usar correctamente el lenguaje no verbal.  Es la capacidad para manifestar lo que se piensa y siente sin ofender a los demás, buscando siempre el respeto de los derechos propios y de los otros.
Otras definiciones de “asertividad” que nos acercan el tema. son:
“La persona asertiva es aquella persona capaz de expresar sentimientos, actitudes, deseos y opiniones de un modo adecuado a cada situación social que se le presente, respetando esas conductas en los demás y resolviendo de modo adecuado los posibles problemas que surjan”.
“Es tener autenticidad en los actos que se realizan, ser seguros de tus creencias y tener la capacidad de decidir”.
“Es la Capacidad de una persona para actuar tranquilamente en forma directa, haciendo respetar sus propios derechos sin afectar los derechos de los demás”.
En base a las anteriores definiciones, podemos decir que “asertividad” es la certeza de una cosa.
Características de la Asertividad
Una persona asertiva es capaz de decir “no” sin que se sienta culpable. No se   comporta agresivamente, sabe dialogar y encarar las cosas.
Así, según el “Test de Asertividad“, una persona es asertiva cuando se expresa una sana autoestima.
Un cordialísimo saludo.
RICARDO MARÍN TÄLERO
International Counseling




Gestión del Estrés

26 04 2012

Jueves

Lo que pasó, pasó; y en el pasado quedó; vuelve, si quieres pasado, pero me encontrarás cambiado“, Ricardo Marín Tälero

SER ESCUDO

Fernando Álvarez nos aclara un concepto: tristeza. Normalmente, vamos por la vida esgrimiendo nuestros trapos sucios sin pensar si a los demás les importa o no. Para evitar la generación de estrés empresarial, cabe encauzar una buena comunicación, adquirir por parte del otro un compromiso, cuestionar la primera vez que se delega y seguir cinco pasos: uno, especificar cuáles son los resultados que se esperan; dos, dar directrices sobre lo que se tiene o no se tiene que hacer; tres, qué recursos tiene, esto es, lo que puede o no puede usar la persona a la que se delega; cuatro, seguimiento y acompañamiento, si cabe éste último según sea la importancia y la complejidad de la tarea que se delega; y, por último, cinco, atenerse a las consecuencias. Ahora bien, hasta que no tengamos todo esto claro por la parte que corresponda, pueden crearse situaciones de estrés. Entonces, ¿cómo gestionamos el estrés?

GESTIÓN DEL ESTRÉS

Lista reproducción

Las situaciones estresantes surgen cuando una obsesión aparca nuestra vida por un momento. El estrés es una respuesta psicosocial y psicológica a cualquier situación. Puede ser positivo cuando éste te motiva a vencer obstáculos. Es lo que denominamos “manejo del estrés“. El manejo del estrés implica controlar y reducir la tensión que ocurre en situaciones estresantes, haciendo cambios emocionales y físicos. Manejar el estrés implica conocerlo. Por lo que cabe la gestión individual del estrés. Un patrón de comportamiento ineficiente en la gestión del estrés revela el tipo de estrés. Existen diferentes tipos de estrés: estrés agudo, estrés agudo episódico y estrés crónico. Cada uno cuenta con sus propias características, síntomas, duración y enfoques de tratamiento. Todo ello se engloba dentro del manejo básico del estrés. En este sentido, se puede evaluar el estrés mediante el riesgo de Burnout.

Si bie  entendemos al estrés como un estado de exitación generalizado que mantiene a la persona constantemente alerta, el estrés es neutro: En ausencia de estrés nos encontramos en estadio basal y fluimos sin esfuerzo, dejándonos llevar por la inercia. Por lo que podemos hablar de dos tipos de estrés:

Distrés. Cuando la demanda nos supera.

Eutrés. Cuando la demanda es un reto, una oportunidad de mejora. Es lo que llamamos estrés positivo.

Estrés Positivo. Si controlamos lo bueno del estrés, nos sirve de ayuda para la consecución de nuestros objetivos. Teniendo en cuenta que el término anglosajón stressse refiere a “tensión”, el estrés es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.

El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, a pesar de lo cual hoy en día se confunde con una patología. Esta confusión se debe a que este mecanismo de defensa puede acabar, bajo determinadas circunstancias frecuentes en ciertos modos de vida, desencadenando problemas graves de salud.

Cuando esta respuesta natural se da en exceso se produce una sobrecarga de tensión que repercute en el organismo y provoca la aparición de enfermedades y anomalías patológicas que impiden el normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano. Algunos ejemplos son los olvidos (incipientes problemas de memoria),[1] alteraciones en el ánimo,[2] nerviosismo y falta de concentración, en las mujeres puede producir cambios hormonales importantes como hinchazón de mamas, dolores en abdominales inferiores entre otros síntomas.

Es una patología emergente en el área laboral, que tiene una especial incidencia en el sector servicios, siendo el riesgo mayor en las tareas en puestos jerárquicos que requieren mayor exigencia y dedicación.

El estrés crónico está relacionado con los trastornos de ansiedad,[3] que es una reacción normal frente a diversas situaciones de la vida, pero cuando se presenta en forma excesiva o crónica constituye una enfermedad[4] que puede alterar la vida de las personas, siendo aconsejable en este caso consultar a un especialista.

FORMAS DE COMBATIR EL ESTRÉS

Para combatir el estrés se suelen recomendar los ejercicios respiratorios. El objetivo es ejercer un control voluntario sobre la respiración de manera que la utilicemos como calmante cuando nos abrumen las situaciones de estrés. Está demostrado que una respiración adecuada tiene un efecto calmante sobre la persona que está sometida al estrés.

En el Congreso de Neurociencias de 2008 que se llevó a cabo en Washington DC, se presentó una investigación que sugiere masticar chicle para combatir el estrés. El estudio fue realizado por la Universidad de Northwestern y patrocinado por el Wrigley Science Institute, departamento de investigación del fabricante de chicle Wrigley. Observa que masticar chicle en momentos de presión, disminuye el estrés a niveles cinco veces menores de los que se perciben en condiciones normales y que además mejoraría la memoria a corto plazo. Aunque los científicos no saben aún cual es el factor responsable de este efecto: el azúcar, el sabor o la mecánica de masticar.

Otras acciones de evitar el estrés son las siguientes:

  • Realizar ejercicios físicos.
  • Mantener una dieta saludable.
  • Tener al menos dos ataques de risas (permite la liberación de endorfina).
  • Mantener un clima agradable durante el almuerzo, evitando preocupaciones.
  • Tomarse un tiempo para la relajación mediante los juegos de mesas (se comprobó que estos tipos de juegos tranquilizan la mente).

Por ende, para combatir el estrés hay que cambiar los hábitos cotidianos con pequeñas actividades y 5 trucos cotidianos.

RICARDO MARÍN TÄLERO

International Counseling

Fuente: Wikipedia, además de la referenciada mediante links directos que figuran en azul.





La Voluntad da Felicidad

24 04 2012

Martes

Lista reproducción

PENSAMIENTO CONSTRUCTIVO

Al terminar una cosa que has empezado te genera satisfacción“, Liliana Patricia Aguayo Mejía, Psicóloga

El pensamiento constructivo es creativo. Como podemos apreciar en el video, uno de mis sueños se ve cumplido al culminar tres obras en tres meses. Las cosas del día a día te hacen importante. Este tipo de cosas hacen parte del trabajo grande. Se trata de priorizar, de ver las cosas desde otra perspectiva. Se aprende desde lo que hacemos mal y tenemos que cambiar de paradigma. Dejar para ti lo que te hace diferente.

Piedras grandes: Tienen más peso en nuestra vida (planeación y preparación, importante y urgente, renovación y equilibrio, la gran oportunidad, empleo, familia, amigos, pareja, niños).

Piedras pequeñas: Cosas que van a nuestro alrededor del día a día, pero que no son cosas que sean inamovibles o tengan valores (más perseverancia, vacaciones).

Lectura de la actividad de hoy en clase:

1. Visión. Imagen futura de la organización, lo que la empresa quiere crear.

2. Misión. La razón de ser de una empresa, el motivo por el cual existe; es la determinación de las funciones básicas que la empresa va a desempeñar en u entorno determinado. A lo que quiero dejar prioridad en mi vida y aquello en lo que puedo aportar huella.

3. Valores. Grado de utilidad personal y social; los valores de una organización son los valores de sus miembros, especialmente sus directivos; Los empresarios deben desarrollar virtudes como la templanza, la prudencia, la justicia y la fortaleza para ser transmisores de un verdadero liderazgo. ¿Qué es lo que has de poner en tu vida? Las prioridades. Hay que priorizar en la vida los valores.

4. Ética. Conjunto de comportamientos universales en una empresa, cultura corporativa, comportamiento de los trabajadores con su empresa. Se encuentra dentro de los valores, los que a su vez están dentro de la misión.

5. Cultura. Creencia y filosofía de la organización.

SABER DECIR “NO” (Criterios claros)

(.) Pensamos que tenemos claro lo que tenemos, pero no le damos importancia. A veces tenemos que parar y no hacer cosas sin pararnos a pensar.

(.) Al tener la “Misión”, priorizamos lo importante sobre lo urgente (el por qué y el para qué del objeto empresarial). Priorizarlo, es dentro de lo importante porque le estás dando importancia. Urgente es lo definido e inmediato: es sí o sí; no hay otra opción. Si le das prioridad a las cosas importantes, evitas que se conviertan en urgente pero no puedes nunca evitar lo urgente. Las urgencias siempre estarán, pero las podemos minimizar.

(.) Te dejas llevar por la rueda del día a día que va llenando todo. Cuando alguien transmite lo que ha aprendido, se genera más conocimiento.

(.) El tiempo no existe. ¿Qué es el tiempo? Es la medición entre dos acontecimientos. Las características del tiempo son: 1) Es relativo (según el estado de ánimo, parece mayor o menor); 2) No recuperable (“el tiempo perdido, los santos lo lloran”); y 3) Es limitado (puedo administrar las actividades que haga, pero el tiempo es el que es).

ADMINISTRACIÓN DEL TIEMPO

A) Check List

B) Agenda

C) Priorizar planificando

D) Planning semanal

ORIENTACIÓN (Brújula)

¿Qué es realmente importante para mi? (1º Piedras grandes, lo prioritario).

TIEMPO (Reloj)

La forma en que gasto mi tiempo (las piedrecillas del día a día).

GESTIÓN DEL TIEMPO ¿Qué te impacta realmente?

Elegir implica renunciar, por lo que hay que revisar semanalmente los roles.

La capacidad de gestionar bien el tiempo es una habilidad que las empresas valoran cada vez más en sus trabajadores.

Ley de Pareto (20/80): Clientes muy puntuales que aporten mucho.

MATRIZ DE LA ADMINISTRACIÓN DEL TIEMPO

I. Importante/Urgente (I/U). Crisis; Imperativos; Problemas Acuciantes; Proyectos, Reuniones y Preparaciones Contra Reloj.

II. Importante/No Urgente (I/#U). Interrupciones; Alguna Llamada Telefónica; Alguna Correspondencia; Algunas Reuniones; Muchos Asuntos Inmediatos Presionados; Muchas Actividades Populares.

III. No Importante/Urgente (#I/U). Trivialidades; Ocupaciones Inútiles; Algunas LLamadas Telefónicas; Malgastadores de Tiempo; Actividades “Escape“; Correspondencia Irrelevante; Exceso de TV; Adicción a Internet.

IV. No Importante/No Urgente (#I/#U). Preparación; Prevención; Aclaración de Valores; Planificación; Creación de Relaciones; Recreación Verdadera; Facultamiento.

Ahora bien, en fin, ¿cómo logré hacer tres libros en tres meses, teniendo en cuenta que en total suman unas 1500 páginas, sin dejar de lado mis actividades diarias como profesional y padre de familia? Administrando el tiempo. Ser feliz es cuestión de voluntad (Eduardo Punset).

¡Muchísimas gracias por vuestra inestimable atención!

¡Desde el respeto hacia el respeto un cordialísimo saludo para todos y para todas!

RICARDO MARÍN TÄLERO

International Counseling





Desde la perspectiva del Ser

19 04 2012

Jueves

EL DESPERTAR DEL SER

Hasta que no se comprenda el Ser no entenderemos nada de la vida. Hasta entonces, todo es ofuscación sin salida. El pensamiento humano (lógica), la actuación moral (ética) y la posición de la naturaleza (física), se aunan en la totalidad del Ser. La conducta del ser humano es un asunto complejo. El Ser se centra en la concepción del comportamiento, desde el punto de vista del ser humano como ente subjetivo. Su máximo exponente, desde la perspectiva psicológica del Liderazgo, en el que cabe cuestionarnos: Qué significa ser un profesional competente? Entonces entramos en el “Tener un profesional competente”. Este profesional, en su caso, hace cosas que le hacen competente. Por lo cual, entramos en el Hacer. Si profundizamos un poco más, llegamos al Ser, simplemente, como núcleo esencial del Hacer y el Tener. Aunque lo ideal es el camino inverso, esto es, desde el Ser hacia el Tener pasando por el Hacer.

Dicho esto, cabe, en consecuencia, contemplar el ser humano desde una perspectiva integral; es decir, no somos solamente esencia, sino también hacemos cosas y tenemos cosas. No cabe duda que en esencia somos Ser, pero ello no es óbice para afirmar que las cosas externas no existen, cosas tales como las cosas que hacemos y las cosas que tenemos. Más, aún voy más lejos, si cabe: todas las cosas que existen, sienten. Si tenemos un sentimiento o una emoción, éste o ésta se compenetra en el Ser, pues nos afecta. Asimismo, acerca de las cosas que existen, ya que hacemos cosas desde la perspectiva del Ser. En el mismo sentido, podemos tener cosas desde la perspetiva del Ser: es lo que pasa con las personas espirituales que no conciben la vida si no es desde el prisma del Ser. Así mismo pasa con los psicólogos, los médicos, los abogados, los arquitectos…, en suma, con los profesionales, los cuales, cada uno de ellos desde su prisma, asumirá la vida desde la perspetiva de su profesión. Así, por ende, nos encontramos que, “rizando el rizo”, un especialista del corazón o un neurólogo verá cosas en el paciente que el médico generalista no ve o, al menos, se le escapa a sus sentidos y su observación clínica. Por tanto, cuando tengamos que liderar equipos, es conveniente que a priori nos pongamos en su piel: descubramos qué es lo que le motiva (Ser), cúales son habilidades (Hacer) y sus conocimientos (Tener). Precisamente por este orden: motivación, conocimientos, habilidades.

Quiere decirse, parafraseando un proverbio árabe, que dice: “Aquel que no sabe, y no sabe que no sabe es un idiota… Evítale. Aquel que no sabe, y sabe que no sabe es un ignorante… Enséñale. Aquel que sabe y no sabe que sabe está dormido… Despiértale. Aquel que sabe y sabe que sabe es sabio de verdad… Síguele”. Sin estar del todo de acuerdo con ello, sí nos permite introducir los niveles de aprendizaje o competencia, ya este proverbio me recuerda a la Incompetencia Inconsciente (No sé que no sé), la Incompetencia Inconsciente (No sé que no sé), la Competencia Consciente (Sé que sé) y la Competencia Inconsciente (Sé que no sé). En la Incompetencia Inconsciente hay Desajuste, Conflicto y Fracaso; mientras que en la Incompetencia Consciente asumimos el Cambiar, el Aprender y el Mejorar; y en la Competencia Consciente es cuando cuando llevamos a cabo la Acción y el Cambio. En cualquier caso, es un ciclo del Aprendizaje que se inicia en la Competencia Inconsciente, la cual, bien puede derivarse hacia la Incompetencia Inconsciente, pero podemos salir de este último estado si tomamos conciencia de nuestra incompetencia mediante la Incompetencia Consciente. De aquí, podemos acceder a la Competencia Consciente, en la cual, podemos caer en la “zona de confort” y volver a iniciar el ciclo, pasando hacia la Competencia Inconsciente. Para evitar este último paso, a mi juicio, es esencial salir de nuestra zona de confort y hacer un feed-back hacia la Incompetencia Consciente desde la Competencia Consciente, justamente cuando tomamos conciencia que no sabemos y efectuamos nuevos cambios. En cualquier caso, cada giro, cada ajuste, nos eleva el nivel de Aprendizaje; y cuanto más rápido sea el giro, más aprendemos.

En otros términos, se trata de lo que denomino “sincronización vocal“, esto es, crear un clima de confianza mediante rapport en un mundo donde prima el lenguaje de sordos y está tan necesitado de comunicación efectiva. En consecuencia, el origen y la sustentación de la autoridad del líder no puede ser otra sino el pacto convenido. Es una cuestión más de actitud que de aptitud. Aquí cabe por tanto el concepto de resiliencia, esto es, aquella capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y trauma. Y a algo más también: porque si hay una capacidad que tenemos en el cerebro del ser humano es que puede investigarnos a nosotros mismos e investigarse a sí mismo y escenificar la realidad de tal modo que nos permite obtener una perspectiva de la vida sin que aún nos afecte emocionalmente. Luego, cuando trasladamos esta escenificación a la propia vida, cuando nos afecta emocionalmente, es cuando tenemos que hacer ajustes, pues nada es más real que la propia realidad y ella misma te convence de ello de un modo u otro.

Una cosa más para terminar. El ser un buen empleado no se ha creado de la noche a la mañana: se lo ha tenido que “currar” mucho. Y es conveniente que tengamos esto en cuenta como líderes, cuando lideremos capital humano. No cabe duda que el ser humano, primero es un ser y luego es humano.

 

 AUTOLIBERACIÓN

Por ende, cuando despiertas al ser interior y haces una toma de conciencia de “uno mismo” (Sócrates), reconoces que en tu interior tienes toda tu sabiduría, aquella que has ido lastrando a lo largo y ancho de tu cotidiano vivir, a lo largo y ancho del tiempo que te ha tocado vivir. En el Ser solo encontrarás los muchos años de lucha por el aprendizaje de la vida, si así te lo propones en busca del sentido que tiene el ser humano en la Tierra. Esto es un primer paso. Más adelante, si deseas, la vida te enseña que nadie llega a nuestras vidas por casualidad y que todas las personas que nos rodean e interactúan con nosotros están allí por algo. Y te das cuenta (tomas conciencia) que los métodos pueden ser modificados y clasificados, pero el despertar de la conciencia es solo uno y en el momento indicado, según nuestro proceder y nuestra actitud ante la vida.

Tu Ser esencial sabe seguir el camino hacia el despertar, donde cada amanecer es una invitación a la vida plena. Pues cada día es una conciencia. Este es el despertar ordinario del Ser como primera fase del despertar de la conciencia, a la cual aludimos referenciado.

Un segundo paso vendría dado por el reflejo de la Verdad en la caverna de Platón. Entonces hablamos de liberación, de soñar despiertos, de hacer realidad nuestros sueños, de crear y liberar tu mente para inspirar. Entonces eres creativo. El propósito es la superación, tener en cada instante conciencia de la conciencia. Aquí colaboramos con la actuación, con el Hacer: estamos abiertos a la integración de la especie humana, pues solo despiertos entramos en la libertad y somos libres de la esclavitud, del permanecer en la cárcel humana. En cualquier caso, el método de autoliberación no deja de ser afectivo, por más profundo que alcances el conocimiento de ti mismo.

Con lo cual, para terminar, entramos en una tercera fase esencialmente emotiva: el dar, que es lo que nos permite tener una dádiva gratuita. Lo que posibilita que podamos vivir, que podamos existir como Ser. Ya que nada eres si no das amor. Pues, no podemos olvidar que la esencia del Tener, su núcleo esencial, es el Ser; así como la esencia del Hacer también lo es el Ser. Sin el Ser, no cabe nada. Tomemos o no tomemos conciencia de ello, el Ser sigue ahí: sólo falta descubrirlo. El Ser siempre da, si siempre significa “algo”. El Ser es la energía de la cual fluye el Hacer y el Tener, y por el que éstos tienen conciencia, tienen razón de ser. Y el Ser, como núcleo esencial, nada tienes ni nada haces sin el Ser. Quitar el Ser de nuestras vidas es desnaturalizar el Hacer y el Tener. Es estar muertos en vida, sin conciencia.

No hay que olvidar que para el psicoanálisis lo consciente designa la capa más superficial de la mente poniendo el acento en el valor que tiene el inconsciente en la vida del sujeto, en particular en todo lo relativo a la esfera del sentimiento y la motivación. Y también, que Freud utiliza a menudo el término consciente como sinónimo de conciencia, salvo cuando se trata de la “conciencia moral” (proceso psíquico relacionado con la constitución del ideal del yo y del superyó). En este sentido, el consciente, junto con el preconsciente y el inconsciente es una de las tres instancias de la primera tópica freudiana. Así, pues, “Lo consciente” designa al conjunto de vivencias de las que el sujeto puede dar cuenta mediante un acto de percepción interna. De ahí, que hablamos de “toma de conciencia” del individuo que da sus primeros pasos en el camino de la introspección.

¡Muchísimas gracias por vuestra inapreciable atención!

¡Desde el respeto hacia el respeto un cordialísimo saludo!

RICARDO MARÍN TÄLERO

International Counseling





El Rol y La Huella

17 04 2012

17/04/2012

Aunar esfuerzos y dividir diferencias

Ricardo Marín Tälero

 RECONOCER EMOCIONES

A veces tenemos miedo de sentir emociones, pero el miedo en sí ya es una emoción; así que gestiona tu miedo, aceptándolo. La abstracción y el pensamiento estratégico son dos herramientas fundamentales para lograr este propósito. Nada mejor, entonces, que reconocer nuestras emociones a fin de crear espacio para el trabajo de las emociones perturbadoras de nuestras emociones negativas como el miedo, la tristeza y la ira. Quiere decirse, que igualmente existen emociones positivas como la alegría, el amor y la felicidad. Todo ello, en base a las “fusiones de Izard” y el “círculo de emociones de Plutchick”. No olvides, no obstante, como dice el anuncio de Coca~Cola, que estás aquí para ser feliz y para que tu felicidad sea transmitida a todos los que te rodean, aunque haya veces en que hay que sacar fuerzas de flaqueza para salir adelante, para salir airoso de las situaciones que la vida a diario te presenta, lo que más bien son oportunidades de éxito, pues, según Mayer y Salovey hay cuatro habilidades básicas que bien pueden relacionarse con el éxito para gestionar nuestras emociones:

1. Percibir emociones. Incluye las capacidades involucradas en la identificación de las emociones en las caras, las voces, las fotografías, la música… Esta percepción varía de un individuo a otro. Se refiere también al grado en que cada uno identifica sus propias emociones. Los alumnos ponen en práctica diariamente estas habilidades cuando regulan sus acciones en el aula tras una mirada del profesor. El profesor también hace uso de esta habilidad cuando observa los rostros de los alumnos y percibe si están aburriéndose o entendiendo la explicación.

2. Solución emocional de los problemas. La segunda habilidad para acceder y/o generar sentimientos que faciliten el pensamiento se refiere a cómo hay que tener en cuenta los sentimientos cuando razonamos o solucionamos problemas, cómo las emociones afectan al sistema cognitivo y cómo nuestros estados afectivos ayudan a la toma de decisiones. Algunos alumnos necesitan para concentrarse y estudiar cierto estado de ánimo positivo, otros en cambio un estado de tensión les ayuda a estudiar y memorizar mejor. Estas diferencias individuales explican que algunos alumnos estudian para los exámenes en el último momento, que es cuando el estado de tensión les ayuda a centrarse.

3. Capacidad para desglosar el ampio repertorio emocional y etiquetar las emociones. La tercera habilidad de comprensión emocional implica la capacidad para desglosar el amplio repertorio de señales emocionales y etiquetar las emociones. Esto es, una actividad tanto anticipatoria como retrospectiva para conocer las causas generadoras del estado anímico y las futuras consecuencias de nuestras acciones. Los alumnos utilizan esta habilidad para ponerse en lugar de otro compañero que está pasando una mala racha y ofrecerle su apoyo.

4. Controlar las emociones propias y ajenas, moderando las negativas y potenciando las positivas. La cuarta habilidad, consiste en controlar las emociones propias y ajenas, moderando las emociones negativas e intensificando las positivas. Esta habilidad alcanzaría los procesos emocionales de mayor complejidad, es decir, la regulación consciente de las emociones para lograr un crecimiento emocional e intelectual. Un alumno se ve involucrado en un conflicto en el recreo, la resolución no agresiva del conflicto implica la puesta en práctica de habilidades de regulación o manejo de situaciones interpersonales. Igualmente cuando llegan los exámenes cada alumno utiliza diferentes estrategias de regulación emocional para sobrellevar el estrés sin que le afecte al rendimiento académico. Entre ellas estarían: el apoyo social y la comunicación de los problemas, llevar a cabo actividades distractoras, tener aficiones, hacer deporte, relativizar los problemas con humo.

Nunca daré mi brazo a torcer mientras haya una gota de esperanza

Ricardo Marín Tälero

PERMÍTETE SENTIR EMOCIONES

En las relaciones humanas dejamos que nuestra huella llegue a los demás. Es una dádiva gratuita. En Neurociencia ello se traduce en siete conceptos muy parecidos al decálogo de la “habilidad del trato”: uno, perseverancia (aquella que consiste en la actitud firme de alcanzar cosas en la vida, un objetivo, aunque sea a corto plazo pero en una misma dirección, proponerse llegar al final definido por uno mismo: es constancia, firmeza, tesón); dos, proactividad (entendida como aquella conducta activa en la que adquieres el pleno control de ti mismo; lo que implica la toma de iniciativa: la proactividad nos dice que tenemos libertad para elegir, escoger nuestra respuesta, tomar conciencia de nuestros actos, ser responsables; lo que significa que el término proactivo se refiere a una actitud que puede ser observable en cualquier ser humano y se caracteriza fundamentalmente, entre otras cosas, por: pensar las cosas antes de actuar; es decir, la proactividad es, en suma, un pensamiento de superación, el corregir nuestros propios errores); tres, autogestión emocional (consiste en la ejercitación práctica, consciente e individual de metodologías que conducen a la felicidad, tales como: el autoliderazgo, el remover viejas heridas profundas del pasado personal como marco de trabajo, reconocer fortalezas y debilidades propias, nuestras preferencias, valores y límites, la consonancia; quiere decirse, que la autogestión emocional es el portal de la Inteligencia Emocional,.es la cualidad intrínsica del éxito, al cambiar de actitud cambiamos nosotros mismos; es la identificación del impacto fisiológico de las emociones mediante unas pautas sencillas que anidan en la reflexión; y,  en suma, la autogestión emocional es la felicidad); cuatro, empatía (es la inteligencia comunicativa. El ser capaces de captar lo que el otro nos comunica y compartir sus sentimientos. Permite un entendimiento sólido entre dos personas, es una destreza básica de la comunicación interpersonal, nuestro radar social que permite navegar con acierto en el mar de las emociones, ponerse en los zapatos de la otra persona, fundamental en la comunicación humana. Cuando desarrollamos la empatía las emociones de los demás resuenan en nosotros. La empatía consiste en ir más lejos, cuando te piden un kilómetro viajas dos, es la tendencia o actitud a escuchar proactivamente); cinco, extraversión (es la tendencia a volverse hacia el mundo (test del limón). La extraversión aduce al modo en cómo la persona percibe su energía. Es una conducta social. Es un movimiento de ánimo basado en la contemplación. Psicológicamente, es una naturaleza conciliadora en el que la atención es ampliamente la experiencia para alcanzar el pleno éxito); seis, optimismo (El optimismo es esperanza, es gratitud. El optimismo es la fuerza que todo lo transforma en felicidad, sea cual sea la fuente de donde provenga y sean cuales sean las circunstancias que te aborden en un momento dado e inusitado. El optimismo nos permite tener el valor para afrontar la vida, las dificultades con buen ánimo, con perseverancia, descubriendo lo positivo en las personas y en las cosas, el vaso lleno, lo que nos instruye y fortalece, el camino más corto hacia la felicidad, un elemento vigorosamente constructivo, ver oportunidades en todas partes, una cucharada de mermelada. Te alegra la vida y favorece tu existencia) y, siete, buen autoconcepto (la autocrítica es buena y productiva si es positiva. Un buen autoconcepto tiene una gran relevancia en la vida de las personas y realiza una gran labor en el sistema educativo. Las personas que entran en un sistema de autoevaluación adecuado, producen seguridad y confianza en sí mismos. Impulsan a la persona a continuar una vida llena de posibilidades, donde se adquiere una buena salud emocional y llegan a aportar informaciones interesantes. Sin importar las probabilidades que nos marcan en la vida, física y emocionalmente: baja estatura, calvicie, obesidad; edad, condición social; y otros aspectos emocionales relacionados con problemas que parecen haber tenido solución en su día y que ahora rebrotan con más ímpetu, siendo ésta una señal de que la herida aún no está del todo cerrada). Estos siete conceptos de la Neurociencia, en suma, son sellos indelebles de una nueva forma de entender el cerebro y la conciencia: estás aquí para ser feliz como esencia de la emoción, para desarrollar todo el potencial que llevas dentro.

La diferencia entre una persona exitosa de otra que no lo es, reside en utilizar todas las herramientas anteriores, con una actitud proactiva donde podemos priorizar, elegir, asumir. Si elijo ser feliz, soy feliz. Mientras que una actitud reactiva, victimaria y de culpabilidad hacia los demás no me permite asumir responsabilidades, sino “echar balones fuera” y me frenan con el pensamientos “tengo”, “debo” o “me toca”. Entonces, el truco para avanzar consiste en cambiar, en esforzarnos hacia el cambio, en mantenernos en movimiento, en mantenernos vivos. El caso es hacer algo por una situación externa que realmente existe. Exponer hechos, datos y generar alternativas. El resultado no tiene que ser forzosamente un final feliz. Más teniendo en cuenta que la felicidad es producida por la endorfina, una hormona cerebral. Lo que hace tu felicidad es tu actitud frente a la vida, donde se mezclan emociones. Si enfrento las cosas de una determinada manera, trato de exponer una situación, asumir las consecuencias y plantear alternativas: el proactivo habla y dice cómo se siente, lo que lleva a hacernos conscientes de la situación dada, tratando de influir en ésta sin necesidad de que cambie. El ámbito del éxito se cultiva en Cristalizar el Alma, lo que significa la disolución radical de nuestros horrores internos cuando topamos de cara con nuestra propia muerte: no tenemos la verdad de la libertad, donde quien es libre asiste a un drama sin actores, asiste al vacío. No obstante, para cambiarnos a nosotros mismos y desintegrar los elementos indeseables que llevamos dentro, aquellos que nos quitan el sueño, nos manifiestan pesadillas reales, hemos de llevar al gimnasio psicológico aquel ambiente de horror. Liberar esa desintegración, reducirla a cenizas, a polvareda cósmica, sólo se puede descubrir apelando al sentimiento, a la emoción. De ahí que las emociones son creativas, son positivas. Me permito emocionarme para cultivar mi paz interior en abundancia.

Lo que nos conduce al autodescubrimiento. Las ideas acechan nuestras propias palabras, nuestros propios pensamientos, nuestras propias emociones. Quedan gérmenes en la pantalla del conocimiento. Estos gérmenes también pueden ser desintegrados y reducidos a ceniza. Y con naturalidad y de forma espontánea, tu lucha consiste, precisamente, en mostrarte tal cual es.

Te ves a ti mismo, en tu crudo realismo. La memoria mecánica da paso al entendimiento. Obviamente en este tercer paso, el autoconocimiento, rompes con el ejercicio autoretrospectivo. Es un escalón más hacia el desarrollo de nuestra Conciencia. La creatividad positiva.

Este ejercicio sólo es una representación de la Mente que podemos practicar diez minutos al amanecer y diez al atardecer, para controlarla y que no vaya como caballo desbocado: no eres tu Mente ni tu Espíritu; eres Tú. La voz del silencio. Limpiar tu Mente de toda basura, de todas las formas mentales, como una representación de una figura en la pantalla, crea la necesidad de controlar los sentidos heredados y organizar la Psiquis mediante procesos cognitivos subjetivos de percepciones sensoriales que nos hacen asomar al mundo como un niño que no ha perdido su capacidad de asombro.

Cometemos errores, pero muchos son resultados de la incomprensión. No es todo tan exterior como normalmente se cree. No son más que impresiones internas. Lo que ocupa ”La Idea” son conceptos, preconceptos, opiniones y prejuicios; todos de baja calidad.

Indubitablemente la vida de un hombre depende de su pensamiento. Por tanto, hemos de aprender a controlar nuestros pensamientos. Lo que transmitimos, en consecuencia, no deben ser preocupaciones. Cada uno cumple con su deber en su situación interior. Esto es demasiado importante, por lo que conviene imaginar lo que sucede a las personas en cuanto a que cada acción produce una reacción.

Más esta relación de causa-efecto no es sustancial para determinar la esencia humana. Podemos conocernos a nosotros mismos en silencio, en la relajación del entendimiento. Aprender a dar como necesidad de cambiar la forma de pensar. Sin el conocimiento de tí mismo no sabrás si estás dormido o despierto; si escuchas a tu conciencia o no. Si deseas cambiar, cambia tu forma de pensar; pero la tuya propia, no la de los demás.

El viento da un poco de luz sobre el despertar de la conciencia. El viento, en principio, se dirige de un punto a otro. No continúa con sus viejos hábitos, caducos y extemporáneos. Se mueve. La Humanidad, a través de la búsqueda de la felicidad, desea trasformar el plomo en oro del viejo alquimista. Mientras pienses, sientas y tengas las mismas costumbres, tu vida no se moverá.

Debemos desprendernos de esta forma anticuada del pensamiento y movernos hacia las combinaciones múltiples, la lucha de los opuestos, el salmón nadando contracorriente… cualquier cosa que nos libre del movimiento mecánico de la Naturaleza. Con mayor razón ahora que conocemos el quantum. Si cambiamos nuestra forma de pensar con la técnica de la meditación, tendremos un valor agregado que permite soslayar los apegos humanos. El resorte del sonido interno crea estados de conciencia dentro de nosotros mismos y somos nosotros los que, en un momento dado, tenemos que decidir cuál camino tomar; o lo que es lo mismo, qué grado de conciencia debemos adquirir. El “Animal Intelectual” es desordenado y vacío, subimos a una torre para ver la luz, cada una de las partes del Ser puede surgir en la existencia comprendiendo, estudiando, observando todos los niveles de subconciencia de la Mente. Hay que hacer un cierre con la gente que se ha ido: has hecho lo que tenías que hacer con ellos. O sea, en ese momento no tuve más herramientas y con esto puedo aprender. Lo que deseas modificar. En la cuerda floja hay que mantener el equilibrio. Si tenemos la convicción del Ser, de lo que tú tienes y de lo que tienes que renunciar, el sistema de roles, la mente (lo que está bien y lo que está mal), las relaciones, la sociedad y la cultura no rodarán de la misma manera como ha venido rodando. Se tú el cambio. Sé tú un entorno maravilloso para un día inolvidable.

En cualquier caso, en mi opinión, por más Autoconocimiento que alcances nada eres si no das amor.

Abstraer, para comprender. La comprensión es la base del amor. Nada tengo si no doy amor

Ricardo Marín Tälero

¡Muchísimas gracias a todos y a todas por vuestra inapreciable atención!

¡Desde el respeto hacia el respeto un cordialísimo saludo!

RICARDO MARÍN TÄLERO

International Counseling

Fuente: El Ánfora de Felicidad: “Acontecimientos encadenados. El despertar de la conciencia“,  “Gestionar los estados emocionales ajenos” y “La esencia de la emoción“.





LOS MAPAS SOCIALES DEL CONDUCTISMO

12 04 2012

Jueves

 EL APRENDIZAJE PROACTIVO

Fundamentalmente se trata de seleccionar candidatos para su formación en proactividad, inteligencia emocional y desarrollo humano. La proactividad o alerta activa, es uno de los requisitos del aprendizaje autónomo que consiste en que el efecto “estímulo –> respuesta” se ejecute con libertad. Esto es, que actúe sobre los valores más que por reacciones o sentimientos, más propicios éstos de la coacción, como en la “parábola del águila y la gallina“. La coacción actúa de acuerdo a lo extremo, sin asunción de responsabilidad. Para comprender la proactividad es necesario leer a Víctor Franckl, padre de la Logoterapia, en su obra “El hombre en busca de sentido”, emparentada con el experimento de Pavlov y el origen de las especies de Darwin. Lo que en el fondo transmite aquí el autor, es que el éxito de la supervivencia consiste en que pensemos en lo que tiene sentido para nuestra vida, y luchemos por ello hasta sus últimas consecuencias. Esto, el tener un sentido en la vida y luchar por ello, conlleva a ser creativos, hallar nuestro propio camino y transitarlo hasta el final. Cueste lo que cueste y pase lo que pase ,lo importante es continuar nuestro propio camino, lo importante son “las ganas de vivir”, es decir, el saber qué es lo que hace que unas personas sobrevivan y otras no, cuando ello depende de uno mismo. De ese “sentido de la vida”, es de la única cosa que me puedo agarrar, para seguir viviendo. Comprendo que ante un mismo hecho se pueda tomar una actitud u otra en la vida y que el elegir implica renunciar, pero no puedo elegir el estímulo porque no me dice cómo me siento; por tanto, he de elegir la respuesta y, una vez alcanzada ésta, seguirla.

GESTIÓN DEL CAMBIO

Cuando gestionamos el cambio en una organización es básico no precipitar acontecimientos ni dar nada por hecho. Antes de administrar el cambio, hay que gestionarlo. El objetivo principal del cambio organizacional modelado consiste en modificar el comportamientio de las personas en relación con sus funciones, responsabilidades y gestiones de trabajo en equipo de los empleados. Quiere decirse, que los programas de cambio empresariales conllevan, en efecto, todo un abanico de posibilidades: desde apoyarse en la inclusión y participación activa de muchos empleados hasta un cambio de conducta exitoso, entendiendo éste como aquel proceso de mejora en la toma de decisión individual y de grupo. En otros términos, se trata de identificación de problemas, asunción de los mismos y corrección. Este es un sistema basico de aprendizaje. La solución de los problemas organizacionales los encontramos en la comunicación y las relaciones de trabajo, fundamentalmente. Así, podemos dar por sentado los cuatro sistemas básicos o cuatro enfoques de cambio organizacional:

1. Retroalimentación de encuestas.

2. Formación de equipos.

3. Asesoría de proceso.

4. Programas de calidad y vida en el trabajo.

Con el cambio organizacional, cambiamos la cultura de empresa o cultura empresarial.

CAMBIO DE LA CULTURA

Las posibilidades de éxito en el cambio organizacional, prestan atención a siete temas principales:

1. Capitalizar las oportunidades únicas.

2. Combinar la precaución con el optimismo.

3. Comprender la resistencia al cambio cultural.

4. Cambiar muchos elementos pero mantener cierta continuidad.

5. Reconocer la importancia de la implementación.

6. Modificar las tácticas de socialización.

7. Encontrar y cultivar el liderazgo innovador.

CAMBIOS DE LAS TAREAS Y LA TECNOLOGÍA

El enfoque de cambio centrado en la tarea, obedece a los procesos y herramientas necesarias para ejecutar el trabajo. Aquí podemos destacar:

1. Diseño del trabajo.

2. Sistemas sociotécnicos.

3. Círculos de calidad.

4. Reingeniería.

5. Administración de la calidad total.

CAMBIO DEL DISEÑO ORGANIZACIONAL

Con todo lo anterior, se logra el cambio del diseño organizacional, esto es, la reestructuración de los departamentos, divisiones y/o organizaciones, en función del grado de compromiso en el cambio organizacional.

CAMBIO DE ESTRATEGIA

Una estrategia es un plan para alcanzar metas organizacionales. Por tanto, si nuestro interés es cambiar la organización de una empresa, esto incluye la evaluación y redefinición de las propias metas en sí.

ASPECTOS ÉTICOS DEL CAMBIO ORGANIZACIONAL

Aquí hacemos mención a los despidos, aunque hemos logrado cambiar estructuras organizacionales sin despedir a ningún trabajador y, no obstante, hacer más rentable el negocio.

En definitiva, en fin, si podemos cambiar las organizaciones, también podemos cambiarnos a nosotros mismos; incluso, si cabe, basándonos en la estructura del cambio organizacional expuesto con el riesgo inminente de las sustituciones. No es de recibo que las empresas se comportan como persona y viceversa. Por lo demás, las empresas son personas jurídicas, dirigidas por personas con conocimientos empresariales, independientemente de cómo se han adquirido éstos. Quiere decirse, no obstante, que somos más ricos que el entramado de empresas si las comparamos con el tejido neuronal de nuestro cerebro;  pero también, que el comportamiento determinista está bien para una sociedad alineada que cumple la idea vendida de unos objetivos concretos y preestablecidos, donde nada es creativo: todo está creado y tan solo nos limitamos a descrubrir lo creado. Otro enfoque es el comportamiento conductista, esto es, tener la libertad suficiente para elegir mi propio camino. Quiere decirse, que el conductismo es más proactivo o libre, mientras que el determinismo es más reactivo o rígido. De ahí que, cuando hablamos de “mapas sociales” hacemos referencia a que lo más importante es cómo te ves tú mismo. Porque el entorno determina cómo eres (conductismo), ya que todo está establecido y sólo descubres lo que hay: esos mapas sociales que nos influyen pero no nos determinan como individuos responsables. Pues, mapas sociales hay tres: mapa genético (se le echa la culpa a los ancestros, a nuestros abuelos), mapa psicológico (se le echa la culpa a los padres) y mapa ambiental (se le echa la culpa al ambiente, la sociedad, la escuela y los amigos). En los tres mapas echamos la culpa a los demás. Pero no admitimos que la responsabilidad es nuestra: de ahí la proactividad. Siendo proactivo logro tener la libertad de elegir, responsabilizarme de lo que pasa, una escala de valores, las consecuencias que pueda tener y poder moverme en la zona de influencia, esto es, en la zona del control directo e indirecto de mi vida. Si así actúo, dejo atrás la zona de preocupación, donde el control es inexistente.

¡Un cordialísimo saludo!

RICARDO MARÍN TÄLERO

International Counseling

Fuente: Mapas sociales y condicionamiento de PavlovAprendizaje proactivoAdministración del Cambio y Gestión del Cambio.








A %d blogueros les gusta esto: